Tarta de Queso y Limón (sin horno)

¡Hola cocinillas dulceros del mundo mundial! Bienvenidos a una nueva entrega de “Las tartas de Inmiki“. Y lo primero, pediros perdón por las fotos, pero es que esta que os traigo hoy, es la tarta que hice para mi cumpleaños, y bueno, la verdad, y para ser completamente honestos, ni nos dio tiempo a sacar la cámara e inmortalizar como Dios manda el momento.

Tarta de Limón 1

Aquí mi tarta con mis velas :-)

Fue una reunión improvisada de 6 amigos y lo único que queríamos era reírnos y pasar el rato, así que disculpad si las fotos no son las mejores del mundo, pero de un tiempo a esta parte, bueno, más bien desde hace bastante tiempo, le doy poca importancia al “postureo extremo“, prefiero que veáis mi cara de felicidad, y que esta tarta queda de lujo, ¿para qué queréis más? Comida real pura y dura, o mejor dicho, postre real, puro y duro, sin trampa, ni truco ni cartón. Y ¡ojo! que yo no digo que la gente no sea real en lo que postea, pero vamos, que lo que yo os traigo hoy es real y claro como la vida misma…espero me entendáis y apoyéis, que estoy segura que así será, porque tengo los más fieles seguidores, mis cocinillas favoritos.

En fin, ¿Qué os cuento de la tarta? Pues que es súper fácil, y que encima, para evitar más calores que los propios del verano, es sin horno, ¡yupiiiiiiii!, ¿Quién da más? Vamos que no vamos con la receta…

Tarta de Limón 3

Corte de la tarta

Tarta de Queso y Limón (sin horno)

Receta inspirada en ésta del blog de María Lunarillos

Ingredientes para un molde de 18 cm de Lekué desmontable (el mejor del mundo mundial, sin duda):

  • Para la base de galletas:
  • 130 gr, de galletas de jengibre (la receta original llevaba Digestive, pero os tengo que decir que las de jengibre le dan un toque súper especial) y
  • 60 gr. de mantequilla.
  • Para el relleno:
  • 170 ml. de leche entera
  • 10 gr. de gelatina neutra en polvo
  • 400 gr. de queso crema para untar (no light)
  • 300 gr. de leche condensada
  • 110 ml. de zumo de limón recién exprimido
  • Ralladura de 1 limón
  • Para la decoración de nata:
  • 150 gr. de nata líquida mínimo 35%MG
  • 25 gr. de azúcar glas

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es nuestra base de galletas, para lo cual trituraremos las galletas en un robot o procesador de cocina, hasta que se queden finas y molidas. Derretimos la mantequilla en el microondas, a intervalos de 30 segundos, y cuando esté derretida, la mezclamos con el polvo de galletas en un bol.

Pasamos la mezcla al molde y aplastamos con el dorso de una cuchara o con la base de un vaso, hasta que nos quede uniforme. No presionéis demasiado para que no se apelmace demasiado la base. Pasamos a la nevera, mientras hacemos el relleno.

Para el relleno, vamos a colocar la leche en un bol y le ponemos la gelatina neutra en polvo para que se hidrate. La dejamos unos 10 minutos,

Hacemos la ralladura de limón y reservamos, y a continuación, exprimimos el zumo de limón y lo colamos para que nos quede fino y sin restos. Reservamos.

En otro bol aparte, vamos a mezclar la leche condensada con el zumo de limón, y batimos bien con las varillas, y añadiremos esta mezcla al queso junto con la ralladura de limón.

Calentamos la leche con la gelatina en el microondas, durante unos segundos hasta que esté disuelta y añadimos poco a poco a la mezcla anterior sin dejar de batir con las varillas a velocidad media. Acabaremos de mezclarlo todo con una espátula sin movimientos bruscos para que no le demos aire al relleno.

Sacamos el molde de la nevera, y ponemos la mezcla por encima, que nivelaremos con una espátula.

Volvemos a poner el molde en la nevera y dejamos, al menos 4 horas, para que la crema se asiente y solidifique.

Para la decoración de nata. Cuando ya tengamos la tarta bien cuajada, vamos a montar la nata muy fría con varillas hasta que esté bastante firme. Justo antes de que esté lista, vamos a poner el azúcar glas.

Pasamos la nata a una manga pastelera, con una boquilla rizada y cubrimos toda la parte superior de la tarta.

Metemos la tarta en el congelador para que se nos desmolde perfectamente y la dejamos, al menos 4 horas más.

Para desmoldarla, retiramos el molde y la dejamos descongelar en la nevera hasta el momento de consumirla.

Es una delicia, suave y muy ligera…perfecta para las comidas de verano.

Maravilla.

XXX. Inmiki López.

Tarta de Limón 2

Yo misma, la cumpleañera…

Tarta Limón 4

Otro detalle del corte de la tarta con su nata…

Si te ha gustado, deja un comentario. Los leo todos y me encanta que tengáis unas palabras o un pensamiento que comentarme. Muchísimas gracias