Especial Navidad: Bollos de Santa Lucía (Lussekatt)

¡Hola cocinillas navideños viajeros! #hoyquieroconfesar que esta receta de bollos, llevo años, siglos queriendo hacerla, pero: o nunca encontraba el momento y cuando lo encontraba no pegaba nada que os la pusiera, porque esta receta es para ponerla en su día o en Navidad, no pega en verano con la hamaca y la sombrilla de la playa.

Y es que estos bollos de azafrán (saffransbullar), nos llevan a viajar hasta Suecia, donde se toman en el día de Santa Lucía (Luciadagen), el 13 de diciembre, o sea, hoy.

Lussekatt-1

El Lussekatt, que traducido literal es “gatos de Lucía“, también llamado pan de azafrán o Julkuse, tiene un típico color amarillo, debido a la base de infusión de leche con azafrán y se suele acompañar de un buen café o del glöggvino caliente especiado.

En relación a la historia de estos bollitos, existen diferentes interpretaciones, como todas las recetas. Se habla de que proviene de los vikingos, donde el gato, era la imagen semejante al gato de la Diosa Freyja (diosa del amor, la belleza y la fertilidad), y a la cual se le atribuían poderes mágicos.

A pesar de este primer “origen“, a finales de la década de 1600 en Suecia, estos bollos eran casi un manjar que se hacía en clases altas y acomodadas, que vivían en una determinada área de Suecia, rodeando al lago de Mälaren. Pero allá por 1800, poco a poco, se fue expandiendo a otras zonas del país, y se hicieron más que populares, hasta que se convirtió en la tradición que es ahora en el día de Santa Lucía y en la víspera de Navidad.

Estos bollos los podemos encontrar de muchas formas distintas. La que más se reconoce es la llamada julgalten, es decir la tira de masa se enrolla en direcciones opuestas, de forma que se forma una “S” y en el centro de cada rosca, se pone una uva pasa.

Tengo que deciros que es un bollo muy sabroso y tierno y que el aroma del azafrán lo hace muy especial. Además, cuando se endurecen, se pueden tostar y servir con un poco de mantequilla y mermelada, y quedan muy ricos.

Espero que os gusten y Feliz Santa Lucía a todas mis Lucías cocinillas.

Lussekatt-2

Bollos de Santa Lucía o Lussekatt

Ingredientes para unos 8-10 bollos:

  • 325 ml. de leche entera
  • 20 hebras de azafrán
  • 8 gr. de levadura seca de panadería
  • 50 gr. de mantequilla sin sal
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 5 vainas de cardamomo
  • 85 gr. de azúcar
  • 1 pellizco de sal
  • 1 huevo L
  • 16 o 20 uvas pasas

Lussekatt-5

Preparación:

Lo primero que tenemos que hacer es poner la leche en un cazo y la calentamos a fuego bajo. Tenemos que vigilar que no hierva. Añadimos las hebras de azafrán, quitamos del fuego y reservamos para que temple unos 10 minutos.

Mientras, vamos a abrir las vainas de las semillas de cardamomo y les vamos a sacar las semillas. Las ponemos en el mortero y las molemos. Reservamos también.

Cuando hayan pasado los 10 minutos, veréis que la leche habrá infusionado y se habrá puesto de color amarillo. Podéis poner más azafrán, pero yo creo que con las 20 hebras va bien. Incorporamos la mantequilla, que se fundirá ya que la leche todavía estará caliente. Añadimos la levadura y removemos bien.

En un bol hondo vamos a poner la harina, el azúcar, la sal y las semillas de cardamomo molidas. Vamos a hacer un hueco tipo volcán, para en el centro verter la mezcla de leche, y el huevo, ligeramente batido, y dejando un poco de huevo para pintar los bollos después.

Mezclamos usando una cuchara de madera, y amasaremos durante unos 5 minutos en una superficie limpia, veréis que la masa queda un poco pegajosa, pero es normal. Le damos forma de bola y la ponemos en un bol engrasado. La tapamos con un paño de cocina y la dejamos levar hasta que doble el volumen. Mi casa es muy fría así que me tardaron dos horas, pero si la vuestra es más cálida, en una hora puede que estén. Miradlos y lo comprobáis. .

Una vez pasado el tiempo de levado, vamos a poner la masa, en la superficie para trabajarla. Hay que desgasificarla un poco y aplastarla.

Lussekatt-3

Con una rasqueta, dividimos la masa en 8 o 10 porciones. Yo lo hice en 10, estiramos muy fino, en forma de cilindro alargado y aplastamos un poco la masa. Vamos dando forma de S uniendo los extremos. Vamos colocando cada bollo, en la bandeja de horno forrada con papel de horno.

Ahora vamos a colocar una uva pasa en cada uno de los extremos y pincelaremos los bollos con el huevo que habíamos reservado previamente.

Dejamos levar los bollos, tapados con film transparente durante unos 30 minutos aproximadamente.

Precalentamos el horno a 180ºC (calor arriba y abajo).

Horneamos nuestros bollos durante unos 20 minutos o hasta que veáis que se doren.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.

Quedan muy ricos :-).

XXX. Inmiki López.

Lussekatt-8

Si te ha gustado, deja un comentario. Los leo todos y me encanta que tengáis unas palabras o un pensamiento que comentarme. Muchísimas gracias