Tarta Cheesecake de Chocolate “Fantasmas” – Halloween 2020

¡Hola a todos, cocinillas del mundo! Vamos a dejaros hoy mi contribución a Halloween de 2020. Si me leéis y sois asiduos del blog, sabréis, después de 11 años, que no soy demasiado fan de Halloween. Eso de que me den sustos y pasar miedo, no va conmigo. Soy más bien un poco miedosa y temerosa, así que lo llevo nada más que regular. Pero tengo que reconocer que toda la parafernalia detrás de esta fiesta tiene su gracia, y bueno, intento, siempre que el tiempo me lo permite dejaros una receta para estas fechas…

Tarta Fantasmas 5

La verdad es que los fantasmas de merengue, los vi hace muchos años en esta tarta del blog de Kanela y Limón, y que en varias ocasiones se han paseado por las redes, por estas fechas. Me resultaban la mar de simpáticos, así que, para una cena, preparé esta tarta, que es una trufa gigante. Sí, tal como suena, es un cheesecake, pero con un toque a chocolate trufado, espectacular….

Fantasmas 2

Espero que os guste, y no os den mucho miedito estos fantasmas, tan siniestros, achaparrados y con sobrepeso ;-).

Tarta Cheesecake de Chocolate “Fantasmas”

Receta de Inmiki López + Fantasmas de ésta de Kanela y Limón.

Para la tarta / cheesecake de chocolate:

Base: 120 gr. de galletas Lotus + 2 cucharadas de cacao en polvo puro sin azúcar + 60 gr. de mantequilla sin sal

Para el relleno: 

  • 260 gr. de chocolate Neslté para postres 70% cacao
  • 250 gr. de queso de untar tipo Philadelphia a temperatura ambiente
  • 250 gr. queso mascarpone a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 2 huevos L a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de postre de pasta de vainilla Bourbon o esencia de vainilla
  • 180 gr. de nata para montar de 35% MG

Para los fantasmas de merengue:

  • 90 gr. de claras a temperatura ambiente (en mi caso fueron de 4 huevos)
  • 180 gr. de azúcar glas tamizado
  • Una pizca de sal y una cucharada de vinagre para el bol donde se montan las claras.

Para la ganache de chocolate: 100 gr. chocolate 70 % cacao Nestlé  + 100 ml. nata líquida 35% M.G. + 1 cucharada de mantequilla sin sal

Preparación:

Lo primero que haremos es el cheesecake, así que precalentamos el horno a 180ºC y comenzamos a preparar la base de nuestra tarta. En un robot o picadora o Thermomix, ponemos las galletas y el cacao en polvo y trituramos bien. Pasamos a un bol y mezclamos con la mantequilla derretida, hasta que toda la masa se impregne de la mantequilla. A continuación, colocamos esta mezcla de galletas en la base de un molde, o desmontable, como el mío, o forrado de papel vegetal para que sea más fácil de desmoldar. Yo usé este molde Lekué de 18 cm que me encanta.

Horneamos en la rejilla central del horno, a 180ºC, durante unos 8 minutos. Sacamos del horno y pasamos a la nevera mientras hacemos el relleno.

Tarta Fantasmas 2

Para el relleno, en una cazuela vamos a calentar la nata. Cuando veamos que va a romper a hervir, la apagamos y la ponemos en un bol donde, previamente, tendremos troceado el chocolate. Lo dejamos sin tocar, reposando unos 5 minutos y pasado ese tiempo, lo removemos, con mucho cuidado y poco a poco con unas varillas o un tenedor. Veréis que os queda una crema o ganache muy brillante y de textura lisa. Reservamos mientras hacemos el resto del relleno.

Ahora, en un bol o vaso de la KA, batimos muy bien el azúcar con el queso de untar y el mascarpone. Este paso hay que hacerlo con velocidad baja. Todo el proceso es mejor hacerlo en esa velocidad para no dar excesivo aire a nuestro cheesecake.

A continuación, añadimos los huevos uno  a uno, a la mezcla de queso y azúcar. Es importante seguir con la velocidad baja y que no pongamos el otro, hasta que el primero se haya mezclado muy bien. Añadimos la pasta de vainilla. Y ahora es el momento de añadir la ganache que preparamos al principio, mezclamos.

Es el momento de verter la crema en el molde que tenemos reservado con la base de galleta y, con el horno previamente caliente a 170º C, horneamos durante unos 60 minutos.

Tartas Fantasmas 3

Una vez que han pasado los 60 minutos, apagamos el horno y dejamos la tarta otros 60 minutos más, dentro, pero ya con el horno apagado, así evitaremos que se resquebraje.

Cuando esté fría, la pasamos a la nevera. Mucho mejor de un día para otro, evidentemente.

Para la decoración vamos a preparar los fantasmas de merengue, para ello, lo primero, precalentamos el horno a 80ºC. En el bol que vayamos a usar, para evitar resto de grasa, ponemos la cucharada de vinagre, y la esparcimos bien por todo él, con un poco de papel de cocina. Ponemos las claras y una pizca de sal y comenzamos a montar a velocidad alta.

Cuando comiencen a espumar, vamos incorporando el azúcar glas cucharada de cucharada, y poco a poco, hasta que acabemos con todo el azúcar y el merengue forme picos firmes.

Una vez lo tengamos, lo traspasamos a una manga pastelera con una boquilla redonda, y si no tenéis, pues podéis usar una bolsa de congelar, al la cual le hacéis un corte en una esquina con unas tijeras.

Con el horno precalentado, en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, vamos poniendo montoncitos de merengue formando los fantasmas. El truco, ir apretando más por abajo e ir soltando poco a poco.

Introducimos en el horno durante 90 minutos y dejaremos en el interior con el horno apagado hasta que se enfríen por completo, así se secarán por fuera y por dentro estarán blanditos y cremosos (es mejor hacerlo la noche anterior y los dejamos en el horno hasta el día siguiente).

Fantasmas 1 Fantasmas 3

Al día siguiente, para montar la tarta, ponemos el cheesecake en el plato o lo dejamos en el plato de cerámica que trae el molde, como es mi caso.

Hacemos la ganache de chocolate. Ponemos en un bol el chocolate troceado. En una cazuela, calentamos la nata, hasta que rompa a hervir, para verterla sobre el chocolate. Lo dejamos unos 3 minutos, removemos con un tenedor, y le incorporamos la cucharada de mantequilla. Removemos suavemente, y vertemos sobre nuestra tarta. Podéis dejar que caigan gotas a los lados, pero yo lo dejé concentrado en el centro.

Metemos en la nevera durante unos 15-20 minutos.

Ahora es el momento de hacerle los ojos a los fantasmas, yo fundí en el microondas unos 50 gr. de chocolate negro, que coloqué en una bolsa de congelar y le hice un pequeño agujerito. Fui dibujando los ojos sobre los merengues y los dejé secar al aire.

Guardé los fantasmas en una lata, y a la hora de servir la tarta, los coloqué encima, para evitar que se reblandecieran y serví de inmediato.

Nota: cuando los ingredientes pone a temperatura ambiente, es importante que así sea, para que no nos cueste excesivo trabajo mezclarlos, y se integren mejor.

Nota 2: El tiempo de horno dependerá del horno y del molde que utilicéis, si usásemos un molde más grande, el tiempo se acortaría.

Espero que os guste mucho.

XXX

Inmiki López

Tarta Fantasmas 4 Tarta Fantasmas 1

Si te ha gustado, deja un comentario. Los leo todos y me encanta que tengáis unas palabras o un pensamiento que comentarme. Muchísimas gracias