Casarecce a la Boloñesa con Pastas Romero

Hay algo enigmático en los platos de pasta. No se porqué pero a la generación de los 80 y los 90, que vivimos el comienzo de comer pasta en casa de vez en cuando, creo que tenemos esta admiración y casi adoración por la pasta.

Las generaciones actuales están más que acostumbrados a ella, pero cuando yo era pequeña lo máximo que podías encontrar en los supermercados, eran los macarrones y espaguetis. Y las mamás, como la mía, de aquel entonces, no estaban acostumbradas a hacer pasta en casa, total que os que voy a hablar de mi experiencia. Siendo una niña, allá por el año 1981, recuerdo que era algo muy especial, ir con mis padres y sus amigos, ir a cenar a un “Restaurante Italiano”, pero claro, era un restaurante con cocina italiana. Es verdad que había pizzas, o calzzones, o berenjenas a la parmesana, pero lo más destacado era la pasta fresca que el Sr. Armando, preparaba con sumo mimo y cariño y que daba a sus platos un toque realmente de manjar incomparable. Recuerdo que él fue el que me enseño a comer los espaguetis con cuchara y tenedor, y nunca lo he olvidado. De hecho, es como me gusta comerlos :-).

Este restaurante sigue existiendo desde aquel año, en Ceuta, y aquí os dejo su página de Facebook, pero además, tuve la maravillosa suerte de volver a visitarlo, ya de adulta, con mis padres y mis hermanos de nuevo. Aquella comida, mi hizo rememorar con gran nostalgia mi infancia, uno de los momentos más felices de mi vida.

Casarecce 1

Pues bien, la pasta que os traigo hoy, enraíza, y mucho, con aquellos momentos de infancia. Tengo que agradecer a Pastas Romero que me mandara estos maravillosos Casarecce hechos con molde de bronce.

Casarecce 3

Casarecce viene de la palabra italiana “casereccio” que significa hecho en casa, y como podéis ver, es un tipo de pasta que tiene una forma alargada y que se dobla sobre sí misma.

Yo en este caso, la he preparado con una salsa clásica boloñesa. Tengo que decir que es una de mis salsas favoritas, de largo, para la pasta. Aquí os dejo mi receta y unas notas antes para aclarar algunos detalles de los ingredientes:

Notas sobre los ingredientes de la Boloñesa:

  • Cebollas, apio y zanahorias. En este apartado de los ingredientes, debemos ser muy hábiles con nuestras habilidades cocineriles y cortadoras. O simplemente usar un buen robot de cocina que nos facilite la labor. Hay que picarlos pequeños, lo cual nos facilitará que se cocinen y cojan la textura adecuada. Este soffritto, cocinado con un poco de aceite de oliva virgen extra y sal, es la base de muchas de las salsas y platos italianos.
  • Los tomates no son el ingrediente principal de la salsa, hay que poner un poco para dar sabor y ya está.
  • Carnes: debemos usar carnes picadas de calidad, lo mejor: que el carnicero nos la pique y si es posible, un poco de pancetta para darle mas jugosidad a la carne picada.
  • Leche: sí, un poco de leche es el ingrediente sorpresa que produce el color más naranja a la salsa y que también hace que la carne se reblandezca un poco más. No uséis nata, usad leche.
  • Caldo: aunque algunas recetas no lo ponen, un buen caldo de carne, siempre enriquece más que ponerle agua. Preferible un caldo de ternera que de pollo, por supuesto.
  • Especias: sorprendentemente y para llevarnos la contraria, este plato no tiene excesivas hierbas aromáticas. Hay recetas en las cuales usan hojas de albahaca y pimienta roja. Pero la verdad es que los sabores los dan la sal y la pimienta negra. También un poco de orégano podéis ponerle, pero de forma opcional.
  • Queso: utilizar queso fresco recién rallado parmigiano-reggiano. Veréis la maravillosa diferencia.
  • Preparación: por último, y quizás más importante: esta salsa no requiere ninguna prisa, será más deliciosa si la hacemos a fuego muy lento, mucho tiempo, para que los sabores empapen e impregnen cada uno de los rincones de la misma.

Casarecce 4

Casarecce con Salsa Boloñesa

(Receta de Inmiki López, con adaptación de una receta italiana)

Ingredientes para 4 personas:

  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla grande, cortada fina
  • 4 zanahorias pequeñas o 2 zanahorias grandes, finamente picadas
  • 4 tallos de apio, finamente picados
  • 4 dientes de ajo, muy picados
  • 125 gr. de panceta
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • 1 kg. de carne picada de calidad (podéis poner sólo ternera, o cerdo o ternera)
  • 250 ml. de vino blanco de calidad
  • 500 ml. de leche
  • 800 gr. de tomates troceados y escurrida el agua
  • 250 ml de caldo de carne
  • Queso parmigiano-reggiano
  • Pasta Casarecce, cocinada según las instrucciones del paquete en agua hirviendo con un poco de sal. Escurrida.

Casarecce 2

Preparación:

Ponemos en una cazuela grande, el aceite de oliva, a fuego medio. Añadimos la cebolla, zanahorias, el apio y el ajo con una pizca buena de sal y lo salteamos durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuanto. Ahora ponemos la panceta cortadita a cuadrados y cocinamos durante unos 10 minutos, hasta que las verduras y la panceta se pongan dorados, sin llegar a quemarse.

Ahora subimos el calor a fuerte y ponemos la carne, en 3 veces, rompiendo los trozos de carne con una cuchara de madera cada vez, de forma que así permitimos que no se nos apelmaze toda. Removemos y dejamos 15 minutos para que no queden restos de carne sin hacer. Veréis que los líquidos van evaporando. Eso sí, removed casi constantemente para que no se os queme.

Ahora bajamos de nuevo a fuego medio. e incorporamos el vino. Removiendo muy bien, veréis que en unos 3 minutos se habrá evaporado el vino. Tened cuidado de que la carne no se pegue, si es necesario, bajaremos el fuego a bajo.

Incorporamos la leche, los tomates y el caldo de ternera, así como 1 cucharada de sal y un buen puñado de pimienta negra recién molida. Llevamos a ebullición y entonces bajamos al fuego bajo y dejamos cocinar semi-tapado, durante unas 4 horas. Sí, lo se, pero veréis la diferencia. De vez en cuando removeremos para que los sabores sigan mezclándose correctamente. Probaremos y rectificaremos la sal, si fuera necesario.

A la hora de servir, calentamos la salsa. Ponemos la pasta en el plato con 2 cucharadas de aceite, que mezclaremos con ella y tendremos preparado el queso parmesano para incorporarlo al final, y que le dará mucha cremosidad al plato.

Ponemos un buen cucharón de salsa encima de la pasta, lo suficiente para que quede napada la pasta, pero que tampoco nade en ella. Y finalmente, el queso.

¡Espectacular!

XXX

Inmiki

Casarecce 5

2 pensamientos en “Casarecce a la Boloñesa con Pastas Romero

Si te ha gustado, deja un comentario. Los leo todos y me encanta que tengáis unas palabras o un pensamiento que comentarme. Muchísimas gracias!!!!!