Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher

¡El verano! ¡Ya está aquí! Y de nuevo, volvemos a los tópicos de siempre, pero hoy, para llevar la contraria a todo el mundo y parte del universo “cocineril y blogueril“…¡TACHANNNNNN! Me voy a marcar con todos ustedes una tarta con unos bombones (que creo) que ahora ya no se encuentran, y para colmo, el ingrediente que le acompaña es el más prohibido por todos los nutricionistas, pro operaciones bikinis y demás: la Nutella.

Cheesecake 1

Pero vamos a ver, ¿no es lo que queremos ver? A mi, ahora mismo, que ando atiborrada de ensaladas y frutas, ¿qué es lo que más se me apetece? CHOCOLATE. ¿Y en qué cantidades? INGENTES, ¿Y en qué formato? EN EL QUE SEA, ¿Y cuándo lo queremos? AHORA QUE NO PODEMOS ENCONTRAR (creo) FERRERO ROCHER!!

Después de esta broma, os digo la absoluta y más cierta de las verdades: esta tarta la hice para una quedada familiar y no os la había puesto todavía, como otras que están en el tintero esperando a ser deshojadas en este rincón.

Así que con todo el dolor de mi corazón, os fastidio, otra vez la operación bikini. ¡Qué se le va a hacer! Soy pecadora por naturaleza :-).

Cheesecake 3

Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher

(Receta adaptada por Inmiki López del Blog: Mis Thermorecetas y del Blog: Curry y Chocolate)

Ingredientes para un molde desmontable de 24 cm (o sea, grande, grande)

Base:

– 220 gr. de galletas de canela o de jengibre

– 70 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente (punto pomada)

– 50 gr. de Nutella

Relleno del cheesecake:

– 700 gr. de queso Philadelphia

– 200 gr. de azúcar blanquilla

– 3 huevos grandes (L)

– 250 gr. de nata líquida para montar (con 35% m.g.)

– 1 cucharada de extracto de vainilla Bourbon en pasta

– 1 cucharada de Baileys, Crema Catalana o licor de Orujo.

– 15 bombones Ferrero Rocher

Cobertura de chocolate:

– 200 gr. de Nutella

– 50 gr. de almendras crocantes o avellanas troceadas

– 1 bombón Ferrero Rocher

Cheesecake 7

Preparación en Thermomix

Base de nuestra tarta: Precalentamos el horno a 180º y ponemos un poco de agua en una bandeja de horno para hacer la tarta al baño maría. Yo uso un hervidor de agua para que el agua esté realmente caliente.

En el vaso de la Thermomix ponemos las galletas y programamos 20 segundos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Añadimos la mantequilla en trozos y la Nutella. Programamos 3 minutos, temperatura 50º, velocidad 3.

Vertemos en nuestro molde desmoldable de 24 cm. de diámetro, que previamente habremos forrado de papel de aluminio por toda la base. Extendemos la mezcla de galletas bien por toda la base, presionando con una cuchara, con el fondo de un vaso o con el cubilete de la Thermomix, de forma que quede toda la base cubierta y con el mismo grosor. Ponemos en la nevera, mientras hacemos el relleno.

Relleno espectacular: En el vaso de la Thermomix ponemos el queso Philadelphia y el azúcar. Programamos 1 minuto, a velocidad 3½. Con la espátula o una lengua de silicona, separamos la crema que haya quedado pegada a las paredes y en el fondo del vaso.

Programamos 1 minuto y 30 segundos, a velocidad 4 y por el bocal de la Thermomix, vamos a ir incorporando los huevos de uno en uno, dejando unos segundos (10 más p menos), entre cada uno, para la mezcla se haga homogénea cada vez. Removemos nuevamente con la espátula.

Añadimos la nata, la vainilla y el Baileys. Programamos durante 30 segundos, a velocidad 3½.

Ahora tenemos que poner los bombones. A mi me gusta quitarles su envoltorio y darles con un mortero de madera, pero también los podéis meter en una bolsa de zip  y darle golpes, pero a mi me gusta que no se rompa mucho para que haya trozos grandes en la mezcla. Lo ponemos en la mezcla anterior, con la espátula, mediante movimientos envolventes y sin dar mucho aire a la masa.

Vertemos en el molde, sobre la base de galletas y alisamos la superficie con una espátula.

Horneamos durante 45-50 minutos, a 180º, al baño maría. Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos la tarta dentro (con la puerta cerrada) durante 1 hora más, para que termine de hacerse. Este punto es importante para las tartas de queso.

Cheesecake 4

Pasado ese tiempo, la metemos en la nevera, mejor de un día para otro.

Cobertura y decoración, para los más golosos. Sacamos la tarta de la nevera y extendemos una buena capa de Nutella que cubra toda la superficie. Hay dos formas de hacerlo, o bien, pasado el tiempo de 1 hora en el horno que todavía está la tarta caliente y la Nutella se extiende fenomenal o, si optáis por hacerlo en frío, podéis calentar la Nutella durante unos segundos (pocos) en el microondas para que podáis extenderla más fácilmente.

Decoramos a vuestro gusto con lo que tengáis a mano. Yo tenía almendras crocantes pero las avellanas le van de lujo. La metemos en nuestro frigorífico un mínimo de 4 horas (mejor, como ya he dicho de un día para el otro). El toque final: colocamos un bombón Ferrero Rocher en el centro de la tarta.

Cheesecake 6

Preparación Tradicional:

Base de nuestra tarta: Precalentamos el horno a 180º y ponemos un poco de agua en una bandeja de horno para hacer la tarta al baño maría. Yo uso un hervidor de agua para que el agua esté realmente caliente.

Trituramos nuestras galletas, o con un robot de cocina o con una bolsa de zip y un rodillo hasta que queden hechas migas. Las ponemos en un bol. Reservamos.

Calentamos la mantequilla en el microondas y la vertemos sobre la mezcla de galletas, también la Nutella y mezclamos muy bien con una espátula.

Vertemos en nuestro molde desmoldable de 24 cm. de diámetro, que previamente habremos forrado de papel de aluminio por toda la base. Extendemos la mezcla de galletas bien por toda la base, presionando con una cuchara, con el fondo de un vaso o con el cubilete de la Thermomix, de forma que quede toda la base cubierta y con el mismo grosor. Ponemos en la nevera mientras hacemos el relleno.

Relleno espectacular: En un bol bastante alto bate el queso a temperatura ambiente con el azúcar hasta que la mezcla esté suave. Entonces ve añadiendo los huevos de uno en uno, asegurándote de no añadir el siguiente antes de que el anterior esté bien incorporado en la mezcla. Añade la nata fría, el extracto de vainilla y el Baileys u otro licor. Bate hasta que esté cremoso todo. Finalmente añade los bombones Ferrero Rocher troceados y mezcla muy bien.

Vierte la mezcla en el molde preparado con la base de galleta. Colócalo en la bandeja con el agua y hornea unos 45 minutos. Ahora, apagamos el horno y dejamos la tarta dentro una hora más.

Después la sacamos y dejamos enfriar por completo. Estando aún templada podemos poner la una capa de Nutella para que el propio calor de la tarta ayude a que se nos extienda muy bien. O si lo hacéis en frío, podéis calentar la Nutella unos segundos en el microondas y extenderla. Decoramos y dejamos en la nevera hasta el día siguiente (mucho mejor).

XXX

Inmiki

Cheesecake 2

Si te ha gustado, deja un comentario. Los leo todos y me encanta que tengáis unas palabras o un pensamiento que comentarme. Muchísimas gracias!!!!!